sábado, 31 de mayo de 2014

Ozzy no te rajeeeees

Qué triste, amigos, qué triste. En la prensa del Movimiento del Bien se frotaban las manos antel peazo concierto que iba a tener lugar en Bcn esta misma tarde. Rearrejuntaos en el 2011, Black Sabbath no iban a perder la oportunidad de descargar en la capital mundial del anarkismo independentista con la excusa de la movida de Can Vies. Mas desgraciadamente todo se ha ido al carajo.

Y es que no se sabe bien qué ha pasado con los mercenarios a sueldo de la CUP que celebran fiestas cada fin de semana en casas okupadas. ¿No han llegado a un acuerdo económico? ¿Se rajan porque les han retirado los ticket restaurant? Quién sabe.

En cualquier caso vale más no confiarse. Esta gente es chunguísima. Por lo visto, cuando los detienen piden el habeas corpus en primer lugar, exigen un reconocimiento médico, denuncian torturas y malos tratos y jamás declaran ante la policía, sino ante el juez. En otras palabras, que hacen uso de sus derechos. ¡Serán cabrones! Además utilizan técnicas sofisticadísimas que sólo están al alcance de la CIA, el Mossad y grupos similares: suelen realizar sus acciones encapuchados, de tal forma que sólo se puede probar que ha sido esa persona la que cometió el delito si ha sido detenida in fraganti o hay una grabación que descubre su identidad.

La cosa no acaba ahí. Resulta que hay una cabeza pensante que organiza todo. Los violentos están divididos en guerrillas que se comunican entre sí con walkie-talkies. ¡Como las mismísimas UIP!

Pero no, éso no es lo peor de todo. Lo más espantoso, lo que más ha de aterrorizar al ciudadano de bien que alquila pisos en negro y cumple religiosamente con su deber de votar al Partido del Progreso antes de tirar pa misa es que ¡se organizan a través de Facebook y Twitter! ¡Qué horror!

Sin embargo, hay otro fenómeno que es importante y que dificulta enormemente el control policial: la comunicación a través de redes sociales. «Antes, las comunicaciones eran por teléfono o con reuniones presenciales, ya fuesen en la casa okupada o en el bar. Pero ahora es a través de Facebook o Twitter. Se convoca y tienen una capacidad de convocatoria alucinante. Y ni siquiera necesitan verse las caras».

Estos tíos saben lo que hacen, están organizados y disponen de unos medios que ni pa qué. Si alguien no se lo cree, que lea este párrafo que describe a la perfección sus maléficas triquiñuelas para hacer desangrarse vivos a los miembros de las pobrecillas e indefensas UIP:

Por ejemplo, camuflan clavos dentro de los estuches de cartón que algunas cadenas de comida rápida reparten. Los afilados clavos pueden horadar las suelas de las botas de los policías si éstos pisan el cartón creyendo que puede estar vacío.

¿Que suena un poco así? ¡Jamones! Véanlo con sus propios ojos, afronten EL HORROR:
 
Fuente: er Confidencial
 ¿Hay o no hay para votar al PP en las próximas elecciones? ¿Eh, eh?

No hay comentarios :

Publicar un comentario