sábado, 7 de junio de 2014

Cruce de chupadas de polla entre la patronal y la casa real

Imaginen que un ser extraterrestre inmaterial —una forma de energía pura, etérea, como las concebidas por Arthur C. Clarke y otros— procedente de Alpha Centauri aterriza en el reyno de Espéin y es preciso explicarle cómo funcionan las cosas por aquí abajo de manera que lo entienda. ¿Verdad que recurrirían ustedes a los artículos de El Confidencial y sus dos millones de lectores subnormales influyentes? ¡Pos claro!

Mediante lo que se representa como una apocalíptica chupada de pollas mutua entre distintos miembros —en todas las acepciones del término jua jua JUAAAA ! ! !— de la casa real y los distinguidos integrantes del círculo de economía, el consejo empresarial para la competividad, las juntas directivas de las empresas del ibex35 y demás subgentuza, el Confidencial celebra la longevidad y vigencia de un Régimen hecho por y para subnormales:

Traducción: las clases dominantes elogian su papel como comisionista y conseguidor 
...entendiendo por inestabilidad cualquier cambio que pudiera reducir el ritmo de hiperaceleración del aumento de sus beneficios
...entendiendo como democracia el que ellos sean la clase dominante
¿Es que les parece mal que un jefe de estado tenga un séquito empresarial? ¿Eh, eh?
Pues sí, la verdad es que sin su colaboración lo mismo ahora la gente normal pintaría algo y éso sería horrible, espantoso
Catalunya es un problema y a quienes les corresponde solucionarlo es a las clases dominantes, como es lógico
¿Y cuál es el previsible final de este monstruoso e interminable bukkake entre la élite empresarial, el rey y el príncipe? Lo han adivinado: una avalancha pestilente de semen y excrementos cayendo sobre el cuerpo social que se lo traga todo, todo.

Pero mención especial merecen las ovaciones recibidas por el exterminador de especies protegidas en la presentación de la corrida de la Beneficiencia:


No, no es lo que parece. Aunque tratándose de quien se trata sería lo más lógico, no es en ese sentido en el que hay que interpretar la palabra corrida. Se trata, por difícil que en el vigésimo quinto año de la Era Global pueda parecer, de una corrida de beneficiencia clásica.

Sí. Caridad para esas imperfecciones del merkado llamadas pobres que son incapaces, los muy tontos y débiles, de dirigir Iberdrola o el BBVA. Todo ello aderezado con un espectaculo de tortura y violencia presidido por el sanguinario sucesor de un dictador genocida y al que asisten to satisfechorras las típicas señoronas del PP, los curas y Andrés Calamaro. ¿Es posible imaginar algo más terrorífico y más denigrante, más representativo de la miseria moral e intelectual de unas élites que desde la más absoluta objetividad sólo es posible calificar de S·U·B·N·O·R·M·A·L·E·S?

Yo creo que no, pero den por hecho que algo se les ocurrirá para superar el listón.

No hay comentarios :

Publicar un comentario