martes, 10 de junio de 2014

Pure fucking armageddon

El mundo está lleno de malvados anarkistas satánicos que sueñan con destruir el orden establecido y dejar que el kaox absoluto se haga dueño y señor de la Tierra y de sus resorts de vacaciones. Sí.

En su bloque de pisos caravista con balcón translúcido o transparente —pepero tardío— de a 350.000€ la pieza, en el bar de abajo, en su barrio, en su oficina: viven con ustedes, respiran su mismo aire, se tragan las mismas tertulias de 13TV. Y no los reconocen porque no llevan crestas ni tatuajes ni la cara pintada de blanco. Qué va. Ése es el problema: parecen gente de lo más normal, de la que celebra bodas y bautizos.

En ocasiones están infiltrados en las entrañas del systema, precisamente ahí donde pueden hacer más pupa. Y si ven la ocasión, no la dejan pasar. Es lo que ha pasado con un tal Jesús Posada, un zampabollos de apariencia inofensiva, pero que a juzgar por el veneno de sus declaraciones es una mezcla de Euronymous, dr. Goldfinger y Charles Manson.

El tío por lo visto es presidente del congreso o algo así, aunque su verdadero cometido es mucho más siniestro: desencadenar un peculiar Helter-Skelter à la espanis entre no-subnormales y peperos. He aquí algunas de las cosas que ha dicho en el marco de una calculadísima provocación:
  • el juanca está enmerdado hasta las cejas y a la que su persona deje de ser inviolable serán legión los que vayan a por él denuncia en mano, algo así como un xp sin service packs que enchufaran a internet recién instalao
  • no obstante, puesto que hay decenas de miles de bastardos delinquiendo a placer en virtud de su aforamiento, tampoco viene de uno más ¿no?
  • de todo ello se deduce la necesidad imperio-s.a. de impedir que ante la ley tenga la misma consideración que un ciudadano de mierda cualquiera
  • sin que ello, lógicamente, suponga un privilegio; quien sugiera algo así es un miserable
  • ah, votar en las europedas no sirve para nada
Pero los no-subnormales no nos dejamos provocar. Nosotros a lo nuestro.

No hay comentarios :

Publicar un comentario