sábado, 6 de septiembre de 2014

El día después

Menos público del esperado en el segundo día de proyección de L'endemà —del esperado por un servidor, claro—, y éso que sale Xavier Sala Marí con una de sus coquetas americanas. En cuestión de looks no es el único que descolla: las gafas de patillas fosforitas de Raul Römeva y su look a lo Bono calvo —el manchego tragaostias no, el otro— molan demasiado. Pero divago.


La cuestión es que tiene su gracia ver al e-konomista neolib y a un profesor de Esade hablar de justicia social y de lo malos que son los recortes. Casi desconcierta tanto como oir que si en Catalunya se pagan peajes es porque no invierte el estado. Qué cosas, yo pensaba que era porque una empresa privada en manos de destacados miembros de las élites catalanas seguía explotando concesiones que ya habían caducado. En fin, cuento con que el día después Salvador Alemany se retirará y se conformará con una modesta pensión de 20.185€ anuales.

Claro que el momento de flipar lo que se dice flipar llega cuando no recuerdo quién afirma to convencido que si Espéin saca los tanques a la calle entonces la Unión Europea no sé qué. ¿A qué UE se refiere? ¿A la que únicamente le importa que sus bancos alemanes se cobren o a la otra? ¿Es que no se dan cuenta de con qué tipo de gente están tratando? Pero nada, tranquilos, que como dice el buenazo de Sala Marí los amerikanos nos apoyarán en tó!

No hay comentarios :

Publicar un comentario